Inicio Gastronomia Rural Teletrabajo rural: la nueva tendencia que busca repoblar la España vaciada

Teletrabajo rural: la nueva tendencia que busca repoblar la España vaciada

117
0
teletrabajo rural

El teletrabajo rural ha abierto un mundo de oportunidades. En el 2020 (año de la pandemia) se constituyeron más de cuatro mil empresas que aspiraban un modelo de trabajo que no se desarrollara en las grandes ciudades. 

Pero ¿cómo se podía constituir un negocio en entornos rurales donde existía (y sigue existiendo) despoblamiento y carencia de profesionales? Pues aquí es donde aparece el teletrabajo rural.

De acuerdo a un estudio llevado a cabo por EscapadaRural.com, uno de los mejores portales digitales de turismo rural de toda España, el 68% de los participantes de la investigación consideró que el teletrabajo rural incrementa la productividad laboral. Además, sustentan que la repoblación del campo contribuye a fomentar un turismo más seguro frente a la pandemia, puesto que evita las aglomeraciones.

En este artículo te explicaremos los retos y oportunidades que supone la implementación del teletrabajo rural. ¡Comencemos!

Teletrabajo rural: retos y oportunidades

El teletrabajo rural ha permitido que miles de personas tengan la oportunidad de retornar a sus residencias secundarias en los pueblos, puesto que pueden evitar los focos de contagio del COVID-19  y a la vez pueden trabajar en zonas más seguras.

A continuación repasamos las oportunidades y retos que representa el trabajo remoto rural.

Repoblación rural

Desde mediados de la década de los 70, la población de España se ha incrementado más de un 30%. Sin embargo, este aumento se dió de forma desigual, puesto que mientras la capital española crecía en un 73%, muchos pueblos sufrían un éxodo irremediable.

Este despoblamiento lo continuamos viendo en las zonas rurales de forma frecuente: un hijo que se va a estudiar en una Universidad de Barcelona, un sobrino que consigue un mejor trabajo en Madrid… Las oportunidades de estudio y de trabajo no son iguales en los pueblos que en las ciudades del país. Sin embargo, el teletrabajo rural ha contribuido significativamente a que muchas personas puedan acceder a mejores empleos sin necesidad de desplazarse a las grandes urbes.

La poca población rural es un problema que inquieta a toda Europa, por lo que la innovación tecnológica, la cooperación y la planificación son aspectos cruciales para revertir esta circunstancia.

Nuevas oportunidades

oportunidades teletrabajo rural

El teletrabajo rural brinda la posibilidad de inserción laboral a personas que, por su ubicación, no podían aspirar a trabajos cualificados. Por ejemplo, una persona que requiere cuidar a sus abuelos, tendría más oportunidades educativas y laborales.

Esto significa un gran beneficio para los negocios, que pueden buscar otros candidatos que no están precisamente en las ciudades. Hay que tener presente que el desempleo es uno de los factores que mayor afecta a la economía rural.

Por si fuera poco, el teletrabajo rural persuade talento europeo a los pueblos. Por ejemplo, los programas de intercambio pueden verse favorecidos, brindándole la posibilidad a jóvenes de cualquier parte de Europa, trabajar en lugares más tranquilos y rodeados de naturaleza.

Se fomenta el emprendimiento en los pueblos

Si bien es cierto que el emprendimiento puede realizarse desde cualquier lugar, el momento de reunirse con clientes o proveedores implicaba desplazarse hasta el punto de reunión. No obstante, con el teletrabajo rural las videoconferencias están disponibles para disminuir los viajes innecesarios.

Es por ello que muchas empresas han iniciado sus operaciones en los pueblos, porque las Tecnologías de Información y la Comunicación (TIC) les permiten estar en contacto con sus clientes y pueden acceder a locales físicos mucho más baratos que en las ciudades.

Además, hoy por hoy existen programas que contribuyen al desarrollo empresarial en las áreas rurales. El caso más famoso es el StartUpVillagede la Comisión Europea que pretende apaciguar problemas como la migración, el despoblamiento rural y el desempleo, a través del apoyo a ecosistemas empresariales.

Sin embargo, la vida rural sigue enfrentándose a obstáculos muy poderosos para alcanzar el desarrollo desde los pueblos, el más destacable es la baja conectividad. En el siguiente apartado te contaremos más detalles acerca de ello.

Baja conectividad: la barrera más difícil de superar para implementar teletrabajo rural

internet teletrabajo rural

Si ya has tenido experiencia en el trabajo remoto rural sabes que la conexión a internet no es tan buena como en las grandes ciudades.

De acuerdo al último estudio de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales, más del 13% de los habitantes rurales no tiene acceso a una banda ancha mayor a los 30 megas.

Por esta razón, se ha implementado por la misma Secretaría de Estado, el Plan De Conectividad de Personas, Empresas y Territorios para garantizar mayor conectividad a los espacios rurales. 

También, el gobierno español otorgó subvenciones a las operadoras privadas con el objetivo de mejorar la velocidad del Internet a 100 megas y que esté disponible para todas las regiones del país. Así que desde ya es un problema que se le quiere dar solución.

Otro reto que supone el teletrabajo rural es el aislamiento excesivo, porque incluso puede ser mayor al del teletrabajo urbano.  

El equilibrio entre lo familiar y lo laboral es clave para que no se asuman riesgos de salud física y psicológica. Asegúrate de contar con un espacio de trabajo que te ayude a evitar distracciones pero ponte horarios al igual que en la oficina y no abuses de tus labores.

En conclusión, el teletrabajo rural sigue enfrentándose a retos difíciles pero las oportunidades siguen estando ahí, para brindarles el mayor beneficio a los habitantes del campo y volver a repoblar las calles de la “España vaciada”.

Spread the love

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí