Características del cuidado de una orquídea durante la floración. Problemas frecuentes y soluciones.

Cuidado adecuado de las orquídeas durante la floración: recomendaciones y consejos.

Avatar de usuario LILY

El período más mágico y maravilloso en la vida de una orquídea es su floración. Si el cultivador adquiere una planta que florece, entonces debe brindarle la atención adecuada. Esto no solo prolongará el período de floración, sino que también afectará positivamente el crecimiento y desarrollo de la flor en el futuro.

Duración de la floración

Si la orquídea tiene un hábitat favorable y también se le brinda el cuidado adecuado, la duración de la floración puede ser de varios meses. En la mayoría de los casos, la floración de la planta se observa varias veces al año. Algunas orquídeas han comenzado a florecer. Las inflorescencias que ya han florecido se marchitan y se abren nuevos capullos. El intervalo entre la floración puede ser de varios meses. Una orquídea puede florecer en cualquier momento.

Si una orquídea tiene una floración exuberante, significa que está recibiendo el cuidado adecuado.

Cuando aparezcan las flores, no moleste a la planta y cambie su lugar de residencia. Durante el período de floración de una orquídea, está estrictamente prohibido cambiar las condiciones. Durante este período, solo se debe realizar un cambio en la frecuencia de alimentación. La duración de la floración de una orquídea se ve directamente afectada por sus datos genéticos. Si las condiciones para mantener una orquídea corresponden a sus necesidades, la duración de la floración puede ser de tres meses.

Hay ciertos tipos de plantas que florecen durante 6 meses. Los pedúnculos solo pueden formarse en orquídeas adultas, cuya edad es de 1,5 a 3 años. Para que la planta tenga una floración completa, debe haber formado brotes en la cantidad de 5-6 piezas. Si la orquídea es más joven, entonces la floración es bastante peligrosa para ella, ya que esto puede provocar que se marchite.

La orquídea es una flor única que, en condiciones óptimas, es capaz de deleitar la vista con su hermosa floración.

Funciones de iluminación

Durante el período de floración de una orquídea, necesita proporcionar una iluminación completa. Es el factor de cuidado más importante. Con suficiente luz, se asegura la duración y regularidad de la floración de la planta. Con falta de luz, se observa un aclaramiento de las hojas, así como su estiramiento y amarillamiento. La elección del modo de iluminación debe realizarse de acuerdo con ciertas reglas:

  1. La flor ama la luz difusa en grandes cantidades. Durante el período de cuidado de una orquídea, es necesario limitar la exposición a la luz solar directa.
  2. En el verano, es necesario sombrear la flor. Esta regla debe seguirse sin falta cuando existe la posibilidad de que la luz solar directa incida sobre la planta. Con el fin de oscurecer, en la mayoría de los casos, se lleva a cabo el uso de película plástica o mate.
  3. Cumplimiento de las horas de luz. La flor se sentirá bien si las horas de luz duran 12 horas. Por eso se proporciona iluminación adicional en invierno, ya que las horas de luz son excesivamente cortas. Para esto, se utilizan lámparas en las que se instalan bombillas fluorescentes.
  4. En otoño, no es necesario oscurecer la orquídea. Esto se debe a la disminución de la intensidad de la luz, así como al estado de latencia de la flor. Durante este período, se colocan brotes de flores.
READ
Muebles de bricolaje para una residencia de verano.

Las características de la iluminación son un aspecto bastante importante durante el período de floración de la planta. Por eso el florista debe estudiarlos sin falta.

Garantizar el régimen de temperatura.

De acuerdo con el régimen de temperatura, las orquídeas se dividen en tres tipos. El primero de ellos incluye flores que aman el calor. Tales plantas crecen en bosques tropicales y llanuras. Este grupo está formado por phlenopsis, dendrobium y algunas especies de catley. Estas especies necesitan proporcionar una temperatura suficientemente alta. En verano, su indicador debe estar en el rango de 15-32 grados, y en invierno 15-18. Al mismo tiempo, es necesario asegurarse de que durante el día las caídas de temperatura no superen los 5 grados.

El segundo tipo de orquídea consiste en plantas de temperatura media. El lugar de origen de estas especies son los cinturones montañosos medios de los trópicos. Este grupo de plantas consiste en odontoglossums y miltonia. Estos tipos de orquídeas necesitan proporcionar condiciones más frescas. El cultivador debe asegurarse de que la temperatura sea de 18 a 22 grados durante el día en verano y de 12 a 15 grados en invierno por la noche.

El tercer tipo incluye flores que aman las temperaturas frescas. Este tipo de plantas crecen en áreas que tienen un clima subtropical. Este tipo de planta consta de lelias, dendrobiums australianos, paphiopedilums. El cultivador debe asegurarse de que en el verano, durante el día, la temperatura no supere los 22 grados, y en la noche en invierno, entre 12 y 15 grados.

Al garantizar el régimen de temperatura óptimo, el cultivador admirará la floración de la orquídea durante mucho tiempo.

Riego y aderezo

Durante el período de floración, como en cualquier otro momento, la orquídea necesita un riego adecuado. Debe recordarse que con una cantidad excesiva de humedad, la planta puede morir. El tipo de orquídea afecta directamente las características del riego. Al cultivar phalaenopsis y paphiopedilium, es necesario proporcionar un suelo constantemente húmedo. Si un oncidium o dendrobium crece en la casa, entonces deben regarse solo cuando el suelo se seque.

Una orquídea puede soportar más fácilmente el secado que una cantidad excesiva de humedad. El riego mejorado se proporciona a la flor solo si está creciendo activamente. Florece y arroja tallos de flores. Con humedad insuficiente, se observarán arrugas de pseudobulbos y hojas. Con un exceso de humedad, se observa amarillamiento y remojo de las hojas, así como pudrición del sistema radicular.

En invierno, con iluminación insuficiente y bajas temperaturas, no debe proporcionar un riego excesivo a la orquídea. Para regar la planta, use solo agua blanda. En la mayoría de los casos, se recomienda usar agua derretida, que se asienta preliminarmente. Además, para regar la planta, se puede usar agua hervida ordinaria, que se enfría previamente.

En verano, el riego se realiza de 1 a 3 veces por semana. En este caso, es necesario asegurarse de que la capa exterior de tierra de la maceta esté seca. En invierno, es necesario realizar un riego mínimo de la flor, 1-2 veces por semana. Al arrugar el pseudobulbo, es imprescindible regar la orquídea.

READ
Es posible plantar pepinos y berenjenas en el mismo invernadero: características de cultivo y cuidado?

El riego de la planta es necesario de acuerdo con una tecnología especial. Para hacer esto, tome un recipiente y vierta agua a temperatura ambiente en él. Se coloca una maceta en este recipiente durante 10 minutos. También puede llevar a cabo el riego superficial de la planta con una regadera. Esta opción de riego asegurará la humectación completa del suelo y la liberación del exceso de humedad del sistema de drenaje. Después de regar, la maceta debe instalarse en una rejilla especial que garantice el drenaje del agua. Después de eso, la orquídea se coloca en una maceta decorativa.

La orquídea no necesita alimentación frecuente, especialmente durante el período de floración. Esto puede conducir a una disminución de la inmunidad de las plantas, así como a la aparición de diversas enfermedades. Es por eso que la mayoría de los cultivadores de flores generalmente no recomiendan fertilizar una flor. En este caso, un requisito previo es plantar la planta en un sustrato adecuado. Los cultivadores de flores deben recordar que las sales minerales se muestran negativamente en el estado de la orquídea. Es por ello que su uso está estrictamente prohibido.

Una orquídea durante el período de floración necesita un riego adecuado, lo que le proporcionará una apariencia atractiva.

Secretos para el cuidado de las orquídeas

Hay algunos secretos que un florista debe saber para asegurar la exuberante floración de una orquídea.

La flor se caracteriza por la susceptibilidad a las permutaciones, por lo que debes tratar de no moverla. Esto asegurará que la orquídea florezca regularmente. El proceso de formación de nuevos pedúnculos se ve directamente afectado por el sistema de raíces. Participa en la fotosíntesis y por lo tanto requiere una iluminación adecuada. Por eso se recomienda cultivar una orquídea en una maceta de plástico transparente. Si se utilizan recipientes con superficies rugosas, crecerán raíces en ellos, lo que provocará lesiones.

Durante el período de crecimiento y floración de la planta, se debe proporcionar la humedad adecuada. Cuando aparecen los primeros signos de floración, la orquídea debe colocarse en el lugar correcto. Lo mejor es poner la flor en el alféizar de la ventana, que se encuentra en el lado este o sur.

Después de que la orquídea florezca, el pedúnculo quedará completamente desnudo. Se recomienda eliminarlo. Para este propósito, se usa un cuchillo o unas tijeras. El pedúnculo tiene una estructura hueca. Por eso, después de cortarlo, quedará un agujero por el que puede entrar agua durante el riego, lo que puede provocar que se pudra. Por eso se recomienda sellar herméticamente el agujero con cera de abejas. Si la punta del pedúnculo permanece verde, entonces se deja hasta que se vuelva completamente amarilla. En algunos casos, aparecen nuevos brotes en él.

La orquídea es una planta de interior muy hermosa, que se caracteriza por una floración larga y exuberante. Para ello, la planta necesita proporcionarle las condiciones óptimas, así como los cuidados adecuados. Es por eso que los especialistas novatos deben seguir estrictamente las instrucciones de los floricultores experimentados.

READ
Calentar un invernadero, las mejores formas de calentar: lo explicamos punto por punto

Características del cuidado de una orquídea durante la floración. Problemas frecuentes y soluciones.

La orquídea ha sido durante mucho tiempo una de las flores más queridas de muchas amas de casa.

Pero esta exquisita planta requiere un cuidado cuidadoso. El mayor esfuerzo debe hacerse durante su floración.

En condiciones favorables, una planta exótica puede deleitar a los habitantes de la casa y a sus invitados con su hermosa apariencia durante mucho tiempo. Lea más sobre el cuidado de esta flor en este artículo.

¿Qué le sucede a la planta durante este período?

A principios de otoño, termina el período de latencia de la orquídea. La planta se está preparando para florecer. Tiene tallos de flores. En 2 meses, los capullos se abren y se convierten en hermosas flores.

Si durante la floración anterior el pedúnculo no se cortó hasta la base, en el otoño puede despertarse un brote inactivo en este lugar. Comenzará a crecer una flecha lateral, en la que aparecerán flores antes de tiempo (después de aproximadamente 1,5 meses).

La apertura de los capullos se considera el comienzo de la floración de una orquídea. Este proceso ocurre rápidamente, en aproximadamente un día. La duración media de la floración es de 3 meses. Con el cuidado adecuado, este período puede extenderse. Habiendo creado las condiciones ideales para la vida de la planta, puede admirar hermosas flores hasta por 6 meses o más.

Diferencias en la atención en diferentes períodos de desarrollo.

El cuidado de una orquídea en diferentes períodos de floración difiere de la siguiente manera:

  1. El mejor vestido. Antes de abrir los capullos, la orquídea necesita nitrógeno. Durante la floración y después de ella, en fósforo y potasio. El nitrógeno inhibe el desarrollo de los cogollos.
  2. Riego. Durante su floración, la orquídea necesita abundante humedad del aire. Además, debe cambiar el modo de riego. Debe ser más frecuente y abundante que en el período anterior y posterior a la floración de la orquídea.
  3. El trasplante es posible solo después de que la planta haya perdido todos los pétalos.
  4. Después de la floración, la poda es obligatoria.

¿De qué depende el cuidado competente de una planta con flores?

Cuidar una orquídea durante la floración no es difícil. La condición principal es el cumplimiento de todas las reglas en el complejo. El cuidado adecuado de la planta durante su floración depende de los siguientes factores:

  • variedad de orquídeas;
  • estado general de la planta;
  • temporada (las variedades de interior pueden florecer durante todo el año);
  • edad de la flor

Proceso de polinización

Muchos cultivadores de flores están interesados ​​​​en cómo propagar una orquídea casera con semillas. En primer lugar, necesitas polinizar la flor. Este procedimiento implica los siguientes pasos:

  1. Separación de la tapa de la antera del estigma (se recomienda usar un palillo para esto).
  2. Extracción de polinia de la antera.
  3. Colocando polinias en el nicho de la columna.

Al polinizar una orquídea, en ningún caso debe tocar las paredes de la columna con un palillo de dientes. De lo contrario, puede dañarlo, lo que conducirá a una violación del proceso.

READ
Beneficios y daños de las verduras daikon

¿Cómo cuidar si la planta florece?

El orden de cómo cuidar si la planta está en flor:

  1. Elegir la ubicación de la flor. Se recomienda instalar la maceta en el alféizar de la ventana en la parte este u oeste de la habitación. Si todas las ventanas del apartamento están orientadas hacia el sur, debe cuidar el sombreado.
  2. Mantener la temperatura del aire entre 20-25°C durante el día y 14-16°C por la noche, eliminando los cambios bruscos.
  3. Humidificación del aire hasta un 60-70%.
  4. Proporcionar una iluminación difusa brillante.
  5. Cambiar el régimen de riego. Debe ser abundante, pero no excesivo.
  6. El uso de fertilizantes para la nutrición vegetal.

¡Atención! Todas las medidas anteriores para cuidar una orquídea solo darán resultados si se aplican de manera integral.

¿Se puede mover la olla?

La orquídea ama la estabilidad. Todos los cambios que ocurren durante el período de floración pueden dañar la planta. Por lo tanto, se recomienda elegir un lugar para la ubicación de la planta incluso antes de comprarla. Está terminantemente prohibido mover la maceta durante la floración.

Humedad

Es difícil lograr una humedad del aire dentro del 60-70% durante la temporada de calefacción. Por lo tanto, se recomienda utilizar dispositivos adicionales. La mejor opción es un humidificador especial. Si no es posible usarlo, se recomienda colocar la olla en un recipiente con agua. Previamente, se debe verter guijarros o arcilla expandida en el fondo de los platos. El agua que se evapora humedece el aire.

temperatura

La temperatura del aire depende de la categoría de la planta:

  1. Termófilo. Esta categoría requiere una temperatura del aire de 32 grados durante el día y 15 grados por la noche.
  2. Temperatura media. Favorable es la temperatura del aire entre 19 y 23 grados durante el día y entre 13 y 16 grados por la noche.
  3. amante del frio. Tales especies son raras. Para ellos, la temperatura óptima es de unos 20 grados durante el día y 12 grados por la noche.

iluminación

La iluminación es de gran importancia para la floración de las orquídeas. Con la falta de luz solar, las hojas de la planta se vuelven amarillas y se caen. Durante la floración, se deben seguir las siguientes reglas:

  1. Proporcionar luz difusa en verano.. Los rayos directos del sol sobre la planta pueden provocar quemaduras.
  2. En invierno, las horas de luz se reducen.. Por lo tanto, debes cuidar la iluminación artificial. Para hacer esto, puede usar lámparas fluorescentes.

riego

Regar una orquídea requiere mucho esfuerzo por parte del cultivador. Esta planta ama la humedad. Pero el riego excesivo conduce al estancamiento del agua en las raíces. Esto puede provocar que la planta se pudra y mate. El modo de riego de la flor debe ser el siguiente:

  1. El agua se debe verter directamente sobre las raíces. El riego debe hacerse 2 veces por semana. En este caso, el suelo no debe secarse ni mostrar signos de encharcamiento.
  2. Después de la floración, es necesario reducir la frecuencia de riego a 1 vez por semana. Durante el período de inactividad, es suficiente humedecer el suelo a intervalos de 1 a 2 veces al mes.
READ
Nogal: variedades, cultivo, plantación y cuidado.

Para regar orquídeas, se recomienda usar agua hervida a temperatura ambiente.

Fertilización adicional

Alimentar la flor no debe ser más de 1 vez en 2-3 semanas. Los fertilizantes deben contener fósforo y potasio. Estas sustancias estimulan la formación de capullos, lo que contribuye a la aparición de flores.

Recortar

Después de la floración, es necesario podar la planta.. Si esto no se hace, las flores comenzarán a encogerse con el tiempo. No se recomienda cortar el pedúnculo en la base. El riñón desarrollado debe dejarse intacto. El corte se hace 5-6 mm más alto. Esto ayudará a evitar que se seque el riñón. Se recomienda el uso de una podadora.

Trasplante

Después de comprar una orquídea, se requiere un trasplante de flores inmediato solo si el vendedor usó sphagnum puro como suelo. Si el sustrato contiene corteza, no puede exponer la planta a un estrés innecesario.

Se requerirá un trasplante en 1,5-2 años (dependiendo de la variedad), cuando la maceta se vuelva estrecha para el sistema de raíces. Este procedimiento puede llevarse a cabo solo después de la floración de la orquídea. El suelo no debe estar muy compactado. De lo contrario, las raíces de la planta pueden dañarse. Además, la tierra suelta proporcionará aire fresco a las raíces.

¿Cómo alargar o acortar este tiempo?

Para prolongar el período de floración de una orquídea, se recomienda:

  1. No muevas la olla.
  2. No sobrealimente la planta con fertilizantes.
  3. Pulverizar periódicamente la punta del pedúnculo.

Si, después de la floración, el pedúnculo se corta en la base, puede posponer la aparición de los próximos brotes.

Posibles problemas

Estos son algunos de los problemas más comunes al cuidar una orquídea:

  1. La planta ha soltado un pedúnculo, pero se ha puesto amarillo. Es probable que la planta no esté lista para florecer por falta de vitalidad. Se recomienda cortar el pedúnculo y darle tiempo a la planta para que descanse.
  2. Hojas amarillas. Hay 2 motivos: falta o exceso de luz. En el primer caso, las hojas comienzan a amarillear en la base y luego el problema se extiende a toda su superficie. Cuando se quema, primero aparecen manchas marrones, luego la hoja se vuelve amarilla. En estos casos, es necesario ajustar la iluminación.
  3. capullos cayendo. La causa del problema puede ser cualquier desviación de las reglas de atención. La proximidad de manzanas y plátanos también puede provocar la caída de los cogollos. estos frutos emiten gas etileno.

Crear condiciones desfavorables para mantener una orquídea puede provocar la aparición de plagas o enfermedades de las flores.

La orquídea requiere cuidado y atención cuidadosos. Siguiendo las reglas de su contenido, puede cultivar una planta en el alféizar de la ventana que hará las delicias de todos los presentes con flores de una belleza increíble. Al comenzar a cultivar orquídeas, se recomienda elegir primero la variedad más sencilla para adquirir experiencia en el cultivo de esta planta exótica.

Vídeo Útil

Video sobre cómo cuidar una orquídea durante la floración y qué manipulaciones es mejor no realizar:

Rating
( No ratings yet )
Like this post? Please share to your friends:
Leave a Reply

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: